El primer equipo supera el Sant Cugat FC B (2-0) en la jornada 28 del grupo 6 de Tercera Catalana. Una victoria balsámica para los de Gabriel Bravo, que rompen una mala racha de dos jornadas perdiendo y se alejan del descenso ante un rival directo.

Un partido muy igualado, sin muchas ocasiones y que se decidió por la mayor efectividad mirasolenca en el área. En el primer tiempo no se vieron muchas ocasiones, pero Yago Henne hizo el 1-0 con un auténtico golazo en el minuto 24.

En el segundo tiempo el encuentro siguió la misma dinámica, con pocas ocasiones y mucha intensidad en ambos lados, que se vio reflejada en el número de tarjetas que mostró el árbitro. Dani Delgado sentenció el encuentro transformando un penalti en el minuto 60. Los locales finalizaron con un hombre menos por expulsión de Juan Lizarriturry.

Con el triunfo los mirasolencs se sitúan en decimotercera posición con 34 puntos. Esta semana visitan el líder, el Tibidabo, que en la ida se impuso 2 a 4 en el partido disputado en la ZEM de Mira-sol.

 

Imagen: Archivo 2016/2017