El equipo de Gabri Bravo llegaba al campo del Tibidabo-Torre Romeu con 11 jugadores y sin cambios, y dio la cara contra el líder, pese a perder 3-1 en la jornada 29 del grupo 6 de Tercera Catalana.

Los locales fueron muy superiores y en el primer tiempo tuvieron varias ocasiones para marcar, aprovechando una de ellas para hacer el 1-0 mediante Antonio Mesa y llegar con ventaja al descanso.

En la reanudación el encuentro siguió el mismo guión, y además los mirasolencs vieron como Rubén Morales era expulsado por doble amarilla. A pesar de jugar con uno menos, los de Gabri Bravo pudieron empatar en el 78 con un tanto de Yago Henne. Pero los locales continuaron asediando la portería mirasolenca y consiguieron tumbar la muralla con dos goles de Francisco Javier Espinosa. Derrota, pero buena imagen de los mirasolencs contra un gran rival, candidato al ascenso.

El Mira-sol Baco queda en decimotercera posición con 34 puntos y la siguiente jornada reciben la EF Barberà Andalucía.